4. PREVENCIÓN Y CONTROL: El guión perfecto para evitar el desastre

Inicio Conocimiento 4. PREVENCIÓN Y CONTROL: El guión perfecto para evitar el desastre

4. PREVENCIÓN Y CONTROL: El guión perfecto para evitar el desastre


Artículo escrito por:

María Rosa Caro, Jesús Salinas and Nieves Ortega
Departamento de Salud Animal, Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad de Murcia. 30100 Murcia, España.


El problema... 


Chlamydia abortus, el agente etiológico del aborto enzoótico ovino (AEO), es una bacteria intracelular obligada de numerosas células eucariotas en las que se desarrolla siguiendo un ciclo bifásico único para este microorganismo.


Ciclo de Chlamydia abortus (bifásico)

Figura 1: Ciclo de Chlamydia abortus (bifásico): forma infectiva y resistente (Cuerpo Elemental, CE); forma no infectiva (Cuerpo Reticular, CR), el efecto del antibiótico transforma el CR en su forma latente (Cuerpo Aberrrante) y cuando el efecto desaparece, se produce la reactivación del ciclo.


En la actualidad, el AEO representa la causa principal de aborto en numerosos países, tanto europeos como de otras partes del mundo, especialmente en Reino Unido, donde supone aproximadamente el 50% de los casos de aborto diagnosticados.


En España, el aborto enzoótico a día de hoy, es una de las causas más importantes de aborto ovino y caprino.
 

Chlamydia abortus es el patógeno infeccioso causante de aborto en pequeños rumiantes más prevalente


Además, esta infección ha sido reconocida como una importante zoonosis, capaz de provocar aborto y severas septicemias en mujeres embarazadas, especialmente cuando están expuestas a un contacto directo con ovejas o cabras infectadas.

 

… y su solución


En el control y prevención del AEO, se establecen tres tipos de medidas:
 

1. Medidas de manejo:

Consisten en evitar el traslado de animales sin control serológico, evitar el contacto de hembras preñadas con placentas o fetos infectados y mantener alejados los rebaños sanos de los infectados.


Figura 2: Medidas de manejo son fundamentales para el control y prevención de AEO: evitar contacto de hembras preñadas con placentas y fetos de hembras abortadas, limpieza y desinfección de zonas de parto.


Estas medidas resultan insuficientes, dada la dificultad de aislamiento de los animales infectados.
 

Medidas de manejo son difíciles de aplicar en la práctica y deben ser complementadas con profilaxis vacunal

 

2. Utilización de antibióticos:

Este tipo de medida, en el control de una infección  por C. abortus, se encuentra fuertemente influenciada por la condición intrínseca de las clamidias como bacterias intracelulares obligadas.
 

Figura 3: Campaña "Antibiotics: handle with care” (fuente: www.who.int/drugresistance

 

De este modo, a pesar de tratarse de una bacteria sensible a numerosos antibióticos, se necesitan altas concentraciones de los mismos en sangre para obtener fines terapéuticos fructíferos.
 

El uso de antibióticos para el control de AEO no es sostenible económicamente.


Este hecho, unido a la dificultad para predecir el momento de la infección, hacen que la utilización de estas medidas, durante ciertos periodos de la gestación, resulten económicamente insostenibles, hecho al cual hay que unir el que el uso inadecuado de antibióticos podría ocasionar en el animal la persistencia de manera sub-clínica de la infección o el posible riesgo de desarrollar antibiorresistencias.
 

El uso de antibióticos no ayuda al control de AEO en la granja: animales infectados continúan excretando la bacteria, propagando así la infección en el rebaño

 

3. Inmunización activa:

Una vacunación adecuada de los animales podría controlar el aborto clamidial en oveja, dado que la primera exposición de los pequeños rumiantes a C. abortus induce una inmunidad protectora evitando problemas reproductivos en posteriores contactos con este agente infeccioso.
 

Vacunación es la mejor herramienta para el control y la prevención del Aborto Enzoótico Ovino


Por este motivo, la vacunación es la medida más eficaz e importante en el control y prevención del AEO.


Los principales tipos de vacunas que se han desarrollado, de forma comercial o experimental, en la actualidad frente a esta enfermedad son los siguientes:
 

tipos de vacunas animales

Figura 4: Diferentes tipos de vacunas contra AEO.


Conclusiones
 

  • AEO (causado por Chlamydia abortus) es la causa principal de aborto en los pequeños rumiantes.
     
  • Antibióticos no ayuda al control de AEO en la explotación.
     
  • La combinación de ciertas medidas de manejo y profilaxis vacunal es la mejor manera para controlar y prevenir la enfermedad en el rebaño.

 

 

ANTERIOR ARTÍCULO          SIGUIENTE ARTÍCULO

 


BIBLIOGRAFÍA: 
 

Debido al número de referencias utilizadas, la bibliografía consultada no está incluida. Para solicitar información sobre cualquier referencia de interés para el lector, los autores están disponibles en: mrcaro@um.es

© Laboratorios Hipra, S.A. All Rights Reserved.
Ninguna parte de este contenido podrá reproducirse, copiarse, modificarse o adaptarse, sin el consentimiento previo por escrito de HIPRA.

 

El contenido de esta página es específico para cada país y está dirigido exclusivamente a veterinarios con capacidad de prescripción.

Este producto no está disponible en {{ preferredCountry.title }}.

Serás redirigido a nuestro sitio global. Haz click en "Continuar" para visitar visitar nuestro sitio global (disponible en Inglés).

Confirma que eres profesional veterinario:

Este producto no está disponible en {{ countrySelect.title }}.

Serás redirigido a nuestro sitio global. Haz click en "Continuar" para visitar visitar nuestro sitio global (disponible en Inglés).

  • Soy veterinario (en caso contrario, contacta con un profesional veterinario)

Selecciona tu país:

País {{countrySelect.title}}
  • Global (disponible en Inglés)
  • {{country.title}}